Buscar en KeObra

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en este sitio está dando su consentimiento para la aceptación y uso de las mencionadas cookies. Puede obtener mas información, o bien conocer como cambiar la configuración en nuestras políticas de privacidad.

Aceptar

¿Cómo ahorrar agua con un baño seco o ecológico?

06 de Mayo del 2021
Comparte en:

Si vives en una zona en que el agua es escasa o aún no hay servicios de drenaje, instalar un baño seco, también conocido como baño ecológico, puede ser una alternativa para ahorrar agua y crear una casa sustentable. En este artículo podrás encontrar la información para saber cómo funciona y qué beneficios tiene instalar uno en tu casa. 

¿Qué tipos de baño seco existen?

Existen dos tipos de baño seco: el de fermentación y el de desecación. La diferencia principal entre ellos es la separación de la orina de las heces: el baño seco por fermentación no separa los desechos, mientras que el baño por desecación sí separa las heces de la orina. Además, la instalación de un baño seco también permite tratar las aguas grises, producto de la ducha, el lavabo y el lavadero para reutilizarla.

¿Cómo funciona un baño seco?

El baño seco por desecación consiste en crear una composta a partir de las heces y un fertilizante con la orina. Para separar la orina de las heces, el inodoro tiene una división a la mitad que separa los distintos tipos de desechos. La orina se va a las aguas negras con la instalación sanitaria convencional o a un pozo de absorción con las aguas grises para ser tratadas y recicladas. 

Los desechos sólidos llegan a una cámara deshidratadora que se construye debajo del inodoro, por ello, el baño tiene que estar 60 cm más arriba del nivel del suelo. Esta cámara deshidratadora debe tener una puerta de acceso y un tubo de ventilación que llegue al techo para evitar malos olores. 

El baño seco por fermentación es menos utilizado ya que sigue el mismo proceso de una composta seca en donde se mezclan las heces y la orina con desechos orgánicos producidos en la cocina y elementos secos para crear la composta y producir abono. 

Ambos baños deben estar situados a mínimo 2 metros de distancia de la casa y dentro siempre debe estar disponible una cubeta con mezcla secante, que puede ser aserrín o tierra con ceniza o cal, para cubrir las heces después de usar el baño. 

El proceso de compostaje es simple y no requiere más que cubrir los desechos sólidos con la mezcla secante después de cada uso. Cada 6 meses los residuos deben ser traslados a otro contenedor donde serán almacenados durante otros 6 meses para finalmente convertirse en composta. 

Para aprovechar las aguas grises, es necesario construir un biofiltro o una biojardinera para poder tratar el agua correctamente y reutilizarla. La orina puede ser usada directamente como fertilizante, aunque es recomendable almacenarla por 1 mes y diluirla con agua para evitar malos olores. 

¿Qué beneficios tiene un baño seco?

Un baño seco reduce drásticamente el uso y la contaminación del agua porque evita que las heces y la orina, se vayan a las aguas negras. Esto facilita el tratamiento de estas al reducir su contaminación por el material fecal. Además, al terminar el proceso de compostaje o de fermentación, podrás obtener abono. 

En cuanto al ahorro en consumo de agua, un inodoro estándar gasta entre 4 y 6 litros de agua por descarga, en promedio, una familia de 4 integrantes gasta 96 litros de agua en un día en el inodoro. Mientras que un baño seco no utiliza agua es seguro, salubre y libre de olores. 

Un baño seco, a diferencia de una letrina, es una solución definitiva y viable en zonas donde no hay red de drenaje municipal o hay escasez de agua. Además, la construcción  y el mantenimiento son procesos sencillos y accesibles. Por último, un baño seco bien construido y con el mantenimiento adecuado, no emite malos olores ni contamina el suelo. 

No obstante, si vives en una zona altamente urbanizada y tu vivienda es un departamento, la instalación de un baño seco puede ser complicada dado el espacio y las condiciones que necesita para funcionar. 

Es importante mencionar que, aunque construir un baño seco desde cero es un proceso sencillo, existen ya a la venta inodoros con separación y con sistemas de ventilación incorporados para facilitar la construcción. 



Comparte en:

Contenido relacionado

  • La vivienda sustentable: una opción para ahorrar y ayudar al medio ambiente

    07 de Febrero del 2020

    Sustentabilidad

  • Construir con PET, una alternativa amigable con el ambiente

    04 de Marzo del 2020

    Sustentabilidad

  • Conoce 5 materiales sustentables para construir

    24 de Agosto del 2020

    Sustentabilidad

  • Conoce los beneficios de tener un muro verde

    07 de Enero del 2021

    Sustentabilidad

  • ¿Cómo hacer composta en tu casa?

    09 de Marzo del 2021

    Sustentabilidad

  • Conoce las ventajas de tener una estufa ecológica en tu casa

    22 de Julio del 2021

    Sustentabilidad