Buscar en KeObra

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando en este sitio está dando su consentimiento para la aceptación y uso de las mencionadas cookies. Puede obtener mas información, o bien conocer como cambiar la configuración en nuestras políticas de privacidad.

Aceptar

¿Qué es y para qué sirve un estudio de mecánica de suelo?

10 de Octubre del 2020
Comparte en:


El estudio de mecánica de suelo es un documento realizado por un especialista que ayuda a la planificación y construcción de un proyecto; porque, determina la resistencia de tu terreno, su capacidad de carga, la composición estratigráfica (capas de suelo que lo componen en profundidad) y el tipo de cimentación que se recomienda usar para tu construcción.




El estudio de mecánica de suelo consta de tres etapas: 


  1. Exploración del terreno: Se realizan perforaciones sobre la superficie del terreno para obtener muestras, con las que puede saber la capacidad de carga de suelo, el grado de asentamiento, y la permeabilidad del suelo, entre otras características. 
  2. Nota: Toma en cuenta que una variable que se considera para realizar este estudio es la existencia y profundidad de los cuerpos de agua, ya que en ocasiones alteran o afectan el comportamiento del suelo.
  3. Ensayos de laboratorio: Después de obtener la muestra del terreno, se estudia la capacidad resistente, rigidez del material del suelo, propiedades y características de la composición del mismo.
  4. Elaboración de informes: Una vez analizada la muestra, el experto redacta un documento técnico donde determina la resistencia del terreno y la cimentación a utilizar. Este es elaborado y firmado por geólogos y/o ingenieros civiles expertos en la materia.


¿Cuáles son las ventajas de realizar este estudio?

Es importante que sepas que tu construcción debe adaptarse al tipo de suelo del terreno y no al revés. El tipo de suelo es es un elemento importante que no se puede modificar y existen algunos que son más aptos que otros para construir por ejemplo, no es lo mismo construir en suelo de arcilla, arenoso o rocoso; cada uno requiere de una cimentación especial y si no conoces el tipo de suelo, podrías poner en riesgo tu construcción. 

Lo recomendable es construir sobre suelos resistentes (natural firme y/o con relleno artificial que no sea material degradable) y que cumplan con la mayoría de las condiciones de la siguiente tabla:

Recuerda que si no conoces las propiedades, estado y características del suelo donde quieres construir, corres el riesgo de elegir una cimentación y estructura incorrecta, lo que podría provocar un colapso de la construcción o hundimientos y cuarteaduras que pudieran aparecer durante o después de la construcción de tu casa.


Comparte en:

Contenido relacionado

  • Video: Castillos de concreto armado

    26 de Julio del 2019

    Castillos

  • Video: Losa maciza de concreto armado

    26 de Julio del 2019

    Losas

  • Video: Cadena de remate y cerramientos

    26 de Julio del 2019

    Trabes

  • Video: ¿Cómo se realiza un firme?

    26 de Julio del 2019

    Pisos

  • Armados

    26 de Julio del 2019

    Trabes

  • Losa de vigueta y bovedilla

    01 de Octubre del 2019

    Losas

  • Conoce la diferencia entre un muro divisorio y un muro de carga

    17 de Septiembre del 2020

    Muros

  • Conoce diferentes materiales para muros en una casa

    30 de Diciembre del 2020

    Muros

  • ¿Cómo hacer un entortado en la azotea de tu casa?

    16 de Abril del 2021

    Losas